Limonada


¿Qué tal lleváis la semana?


En mi ciudad ya podemos decir que tenemos una primavera en condiciones, y ya era hora ya que el verano está a la vuelta de la esquina.



Yo soy de las que veo el sol asomar y empiezo a preparar menús veraniegos.


¿A vosotros también os pasa?


Hoy quiero explicar cómo preparo una bebida muy refrescante y a la vez sana, es ideal para las personas que se quieren cuidar, la receta la indico con azúcar, aunque podéis sustituirlo por sacarina sin ningún problema, es más cuando la hago para mi sola en ocasiones pongo sacarina líquida (la encontraréis fácilmente en los supermercados).

También especifico de 100 a 150 g de azúcar, eso varia de la clase de limones que tengáis, los míos son del huerto que tenemos y un solo limón da mucho zumo y son bastante dulces, los de supermercado suelen ser un poco más fuertes de sabor, por eso vario de 50 g de azúcar.



El limón es uno de los cítricos que más me gusta y no solo por su sabor, sino por todos los beneficios que tiene como:


Hidratar el organismo


Es estupendo para el estreñimiento

Ayuda a disminuir las infecciones urinarias

Tu piel te lo agradecerá si tomas limón

Es un buen aliado para favorecer la digestión

Ayuda al sistema inmunitario

Estupendo después del deporte para recuperarte e hidratar el pH

Depura los riñones…


Creo que podría estar así mucho rato, jeje… en fin que con tomar un poco de limonada casera puedes ayudar a tu cuerpo de muchas formas y te sentirás muy bien.


Vamos con la receta.


Necesitaremos:

1 litro de agua muy fría

El zumo de 2 limones

100 a 150 g de azúcar glas (endulzar al gusto)


Para la preparación manual, es muy sencillo, exprimimos los limones y le añadimos la mitad del agua, añadir el azúcar y remover para que se disuelva muy bien.

Una vez disuelta, añadir el resto de agua y ¡¡listo!!


Y para que dure más fría, en una cubitera verter para de esta limonada y llevarla al congelador.

Así tenéis cubitos de limonada listos para cualquier ocasión, yo los uso para añadírselo a la misma jarra de limonada y se mantiene muy fría sobre todo para los días más calurosos, así al derretirse no queda aguado.


Y aquí tenéis una instantánea y deliciosa limonada, sana y rica.


Espero que os haya gustado y la preparéis tantas veces como yo.


Un saludo y no os perdáis la próxima receta.


No hay comentarios:

Publicar un comentario