Dulces para Halloween paso a paso




Se acerca la noche más terrorífica del año y que mejor manera que celebrarlo con unos dulces muy fáciles y rápidos de preparar.

¿Estás pensando en prepararle una fiesta para niños? ¿O quizás tienes invitados?

No te pierdas paso a paso estas ideas.

A continuación os voy a poner los ingredientes que vamos a necesitar pero para que veáis el paso a paso más claro sencillo os dejo el vídeo completo.


De todas formas os detallo un resumen de cada uno.

FANTASMITAS DE MERENGUE

Merengue suizo (pincha para ver receta)
Capsulas de mini cupcake
Bolitas de azúcar de colores o de chocolate

Es muy sencillo, preparamos el merengue y lo pasamos a una manga pastelera con boquilla redonda, vamos haciendo unos conos y por último le ponemos las bolitas de azúcar simulando los ojos y la boca. Reservar en el Frigorífico.

CANDY BARK CON GALLETA


Chocolate con leche o negro
Chocolate blanco
Galletas María
Discos de colores o sprinkles, virutas….

En un bandeja con papel de hornear ponemos una capa de galletas, lo cubrimos con el chocolate con leche fundido y encima le ponemos a círculos chocolate blanco fundido. Con la ayuda de un palillo vamos dibujando para que se unan con cuidado de no tocar las galletas del fondo. Por último lo decoramos con los discos de colores, que en este caso hemos decorado con dibujos de Halloween con la ayuda de un rotulador de tinta comestible.
Dejar endurecer en el frigorífico y partir en trozos desiguales.

OJOS DE CHOCOLATE


Chocolate blanco
Pepitas de chocolate negro
Un pelín de choco fundido (negro o con leche)
Molde de semi esfera

Pegamos con el pelón de chocolate fundido, las pepitas de chocolate negro en el centro de la esfera simulando la pupila. Las dejamos endurecer para que se peguen bien en el frigorífico.
Rellenamos las esferas con chocolate blanco fundido y lo dejamos endurecer de nuevo.
Desmoldar y listos.
Podemos decorar con sirope de fresa y así parecerá sangre…..

FANTASMAS RELLENOS


Chocolate blanco
Sirope de fresa
Molde con formas de fantasmas

Fundimos el chocolate blanco y rellenamos una capa de un dedo en cada fantasma. Lo llevamos a endurecer en el frigorífico. Mientras ponemos una capa fina de sirope en un molde o recipiente y lo llevamos al congelador.
Una vez medio endurecido más a poner una cucharada de sirope encima de cada fantasma y lo llevamos de nuevo al congelador.
Para terminar rellenamos con el chocolate blanco hasta completar el fantasma.
Dejamos endurecer y listo para desmoldar.
Al darle un bocado, saldrá en sirope como si de sangre se tratara, pero, esta delicioso.

¡Terroríficamente dulce!

¿Queréis más ideas?

Aquí os dejo el link de otras ideas saladas, para completar la fiesta.

Especial Halloween

Feliz Noche de Halloween

Mug Cake doble Chocolate





Hay mañanas que desearías desayunar un trozo de bizcocho o tarta de chocolate pero no tienes tiempo de prepararlo.

Pues no te preocupes, la receta de hoy, ¡es tu receta!

Un delicioso Muk Cake, bizcocho de chocolate que se hace en la taza, en tan solo pocos minutos.

Rápido, bueno y sin apenas tiempo.




Vamos con los ingredientes:

1 huevo
4 cucharadas de harina
3 cucharadas de azúcar
2 cucharadas de cacao en polvo
¼ cucharadita levadura
1 pizca de sal
3 cucharadas de crema de chocolate (nocilla, nutella…)
3 cucharadas de aceite vegetal
3 cucharadas de leche

En un bol, tamizaremos los ingredientes secos (harina, cacao, levadura, sal y azúcar).

Reservar.

En otro bol pondremos los ingredientes húmedos (huevo, leche, aceite y la crema de chocolate), batimos hasta que esté todo bien incorporado.

Vamos añadiendo los ingredientes húmedos en el bol de los secos, y seguimos batiendo.

Llenamos nuestra taza (grande), con la mezcla, con cuidado de no llenar hasta arriba ya que luego sube al cocer.

Ponemos la taza en el microondas  unos 2 min. 800w.

¡¡¡Ya lo tenemos listo para comer!!!

Este tipo de cake (bizcocho), se come directamente de la taza sin necesidad de desmoldar, por este mismo motivo no comento nada de engrasar la taza.

En el caso que no tengáis tazas grandes, podéis repartir la masa en dos tazas más pequeñas, vasos, moldes…..Pero este tipo de receta se hace en taza como su nombre indica MUG CAKE (PASTEL EN TAZA).

Con esto me despido y os deseo un feliz fin de semana.



Albóndigas caseras




Cuando hablo de recetas caseras, me sale una sonrisa.

Tengo que reconocer que me encanta heredar recetas de toda la vida, las que pasan de generación en generación, y últimamente estoy recopilando muchísimas recetas que no tienen desperdicio.

Hoy vengo con una recta muy básica, que deberíamos saber hacer todos, las albóndigas.

Ya sé que hoy en día encontramos ya preparadas en cualquier supermercado, pero hay que reconocer que como lo casero, lo siento, pero no hay nada.

Su elaboración tampoco es complicada como para ser tan perezosos, así que os animo a preparar estas deliciosas albóndigas caseras.

Antes de empezar comentaros que podéis hacer cambios como el ajo, yo lo pongo en polvo, pero lógicamente le podéis poner un diente de ajo fresco.

La carne, yo utilizaré mixta, porque es como más nos gustan a parte de las de pollo.

 Dicho esto vamos con los ingredientes.

800 g de carne picada mixta
4 rebanadas de pan de molde
Leche para humedecer el pan
2 cucharadita de ajo en polvo
2 cucharadita de sal
2 cucharaditas de perejil
2 huevo
Pan rallado para rebozar
  
En un bol añadiremos las rebanadas de pan troceadas y las humedecemos con leche, dejar reposar.

Mientras en otro bol vamos a batir el huevo, el ajo y el perejil.

Le incorporamos la carne picada y la miga de pan que vamos a escurrir previamente.

Añadimos la sal y mezclamos bien para que todo se incorpore bien.

Con la ayuda de dos cucharas, vamos cogiendo masa y les vamos dando forma, las pasamos por pan rallado y le acabamos dando forma redonda.

Así hasta acabar con toda la masa.

Ya tenemos listas las albóndigas.

Ahora solo nos queda freírlas y acompañarlas con la salsa que más nos guste.


A mí me gusta preparar el doble de cantidad para congelarlas sin cocinar y aprovechar para hacer albóndigas pequeñas, que son ideales para la sopa.

Ahora que ya empieza a refrescar, ya apetece sopita, así que os animo a que probéis esta receta.

 Si os animáis a preparar esta receta o hacéis vuestra versión, compartir conmigo en redes sociales con el hashtag #gastronomicaprenderesdisfrutar que me encantará veros.
 
Sin más, me despido hasta el próximo post.