Bizcocho de Avena


Después de varias semanas sin subir receta, hoy vengo con un esponjoso y delicioso bizcocho de avena.

Muchas veces os he comentado lo buena que es la avena para el organismo, que mejor manera de ir incorporándola a todas nuestras recetas tradicionales.


Para ver vídeo - recetas SUSCRÍBETE al canal, ¡¡ES GRATIS!!

Para hoy, he ido probando con el clásico bizcocho de yogur, que hemos comido todos de pequeños, que nos hacían las abuelas o las madres.

Así que esta es mi receta, vamos con los ingredientes:

3 Huevos
1 yogur natural
2 harina avena (medida vaso yogur)
1 harina arroz (medida vaso yogur)
1 harina almidón de maíz (medida vaso yogur)
2 azúcar (medida vaso yogur)
1 aceite (medida vaso yogur)
Esencia sabor deseado (limón, naranja, vainilla…)
1 sobre levadura química en polvo (tipo royal)

Lo primero es separar las yemas de las claras.
En un bol añadir las yemas, el yogur y azúcar, batir hasta duplicar un poco de volumen.
Incorporar la esencia y remover para que se una a la masa.

Añadiremos el aceite, seguiremos batiendo, posteriormente añadir las harinas y levadura tamizada
y batir hasta que esté la masa homogénea.

Por otro lado batiremos las claras a punto de nieve y las añadiremos a la masa anterior de la siguiente manera.

Primero ponemos un poco de las claras y removemos, luego añadimos el resto y damos movimientos envolventes con mucho cuidado para que las claras no se bajen.

Engrasar el molde y verter la masa.

Hornearemos a 160ºC durante 45 minutos.

Pasado el tiempo lo dejamos enfriar para después desmoldar.

Aquí tenemos un esponjoso bizcocho, que os va a encantar.


Así que no lo dudéis y probar esta receta.

También comentaros que he utilizado un molde de corona alto, y por eso lo he puesto a 160ºC, durante más tiempo, para asegurarme que no se tostara mucho y no quedara crudo. Así que si vais a utilizar un molde más bajo, quizás con 30 - 35 minutos lo tenéis listo. Ya sabéis que para aseguraros, siempre tenemos el truco del palillo, pinchamos y si sale limpio está listo.

¡¡A!! Y si eres intolerante al gluten, o no puedes comerlo por cualquier razón, puedes adaptar esta receta teniendo en cuenta los ingredientes que sean exentos.


Dicho esto, me despido y espero que esta vez no tarde tanto en volver.

Feliz día.



No hay comentarios:

Publicar un comentario