Huevos rellenos de patata






Seguimos con ideas para combatir este calor.

Hoy con un aperitivo que combina genial para cualquier momento, en realidad este aperitivo se puede preparar durante todo el año, pero ya que se come frío, vamos a prepararlo para este veranito.

Los huevos rellenos, se hacen de muchas maneras, pero esta vez vengo con un relleno distinto y que es igual de sencillo de preparar.

En este caso los vamos a rellenar de puré de patata, bacón y cebollita.

El puré de patata, podéis utilizar de los que venden instantáneos en el supermercado y preparar vuestro puré casero, simplemente cocer la patata, la machacáis, le añadís un chorrito de nata, una pizca de sal y un trocito de mantequilla, mezcláis bien hasta obtener la consistencia espesa que tiene este tipo de purés.

Las cantidades son orientativas, ya que he preparado poca cantidad para enseñaros la receta, siempre que preparo huevos rellenos, preparamos las dos recetas que os detallo a continuación para ver sus vídeos.

Es una receta genial para preparar con antelación, ya sea porque tienes invitados y así adelantas trabajo o simplemente porque vienes de la playa y tienes ya la comida hecha.

Aunque os propongo esta receta de Huevos rellenos depatata (ver vídeo-receta), también os dejaré la 

Y ahora vamos a empezar.

Necesitamos:

4-5 cucharadas Puré de patata (instantáneo o casero)
3 Huevos cocidos
1 Cebolla
100 Bacón picado

Lo primero que vamos hacer es preparar el puré de patata, porque lo necesitamos que este frio.

Mientras enfría podemos ir picando la cebolla y el bacón.

En una sartén vamos a pochar la cebolla.

Cuando veamos que empieza a dorarse, le añadimos el bacón y dejamos que dore todo bien. Reservamos.

Cortaremos lo huevos que ya tenemos cocidos, por la mitad y les quitaremos la yema. Dos mitades las guardaremos para la decoración.

En un bol donde tenemos el puré de patata, le añadimos las yemas restantes y las mezclamos bien con el puré.

Una vez lo tenemos bien mezclado, le añadimos el bacón y cebolla y seguimos mezclando. Y ya tenemos el relleno listo.

Vamos a coger las claras y vamos a ir rellenando, con la ayuda de una cuchara o con una manga pastelera.

Ya tenemos los huevos rellenos, nos toca decorar.

Vamos a rallar las yemas que teníamos reservadas por encima.

Lo reservamos en la nevera mínimo 2 horas, y listo para comer.

Y aquí tenéis el resultado, unos huevos rellenos muy fresquitos, ideales como aperitivo, acompañamiento…




 Si os animáis a preparar la receta o hacéis vuestra versión, compartir conmigo en redes sociales con el hashtag #gastronomicaprenderesdisfrutar que me encantará veros.

Esto es todo por hoy y a disfrutar del verano.


No hay comentarios:

Publicar un comentario