Masa pizza casera


¿A quien no le gusta una buena pizza?

Puedes tener gustos distintos, unos ingredientes que te gusten más que otros, pero la pizza sea con lo que sea esta de muerte.


Así que hoy os daré la receta de la masa que preparo en casa.

Ya tenemos por costumbre, los sábados para cenar, preparar una pizza, aunque tengo que reconocer que vamos cambiando de ingredientes, un día toca con jamón y piña, otro carbonara o barbacoa….

No podría escribir todas las variantes que hacemos.

Hay quien prefiere la masa fina y a otros más gruesa, pues con esta receta no tendréis problemas, queda genial de todas las maneras.


Con las cantidades que os doy, salen 2 bases de pizza con la masa normal, 3 con la masa fina o una grande del tamaño de la bandeja del horno más bien gruesa.


Vamos a empezar con la receta, que me está entrando hambre.


Necesitamos,


200 g  harina de trigo

200 g harina de fuerza
50 g aceite de oliva virgen extra
200 g agua a temperatura ambiente
1 Cucharadita de sal
7 g Levadura de panadero en polvo


Por un lado engrasar un bol con aceite y reservar. (Este se usará solo para reposar la masa).

Si vais a amasar a mano usar un bol amplio para poder trabajar bien o amasar en la encimera espolvoreada de harina hasta que veamos que ya no se pega.

Si lo hacéis con una amasadora, podéis hacerlo todo en el mismo bol sin esfuerzo.

Empezaremos poniendo en el bol, el agua, la levadura y el aceite. Remover.

Añadiremos la harina y la sal.

Y amasamos hasta que esté todo bien integrado, debe quedar una masa fina y que  no se peque en las paredes del bol.

Si lo hacéis en la amasadora, en 1 minuto la tendréis lista, si es a mano tardaréis mínimo 5 minutos.

Una vez la masa esta uniforme y no se pega, dejar reposar en el bol que teníamos engrasado y tapar con papel film, entre 30 minutos y  1 hora, dependiendo la temperatura de la casa puede variar, veréis que dobla su volumen, es ahí cuando ya está lista.

Pasado este tiempo, dividir la masa como tantas pizzas necesitáis, antes ya os he comentado en la introducción, cuantas salen por receta.

Estirar con un rodillo y dar forma y grosor deseado.

Solo nos queda empezar a decorar al gusto.

Y ya una vez la tenemos decorada hornearemos a 200 º C unos 15 minutos (tiempo que yo la dejo para una masa de grosor normal).

Aquí os dejo algunos ejemplos:




Y lista, ya tenemos nuestra pizza preparada.

Espero que la preparéis y disfrutéis de ella.


Que tengáis una feliz cena, nos vemos en la próxima receta.

No hay comentarios:

Publicar un comentario