Roscón de Reyes


Primero de todo quiero empezar con un ¡¡FELIZ AÑO NUEVO!!

Espero que hayáis tenido una buena entrada y que este sea muchísimo mejor que el anterior.

Después de tantos días con celebraciones y comidas y más comidas.... aun nos queda un día muy especial, sobretodo para los más pequeños.

Y como manda la tradición, que mejor manera que celebrarlo con un espectacular Roscón de Reyes.


La receta que os propongo hoy esta hecha con Thermomix, pero sin ella queda igual de increíble.
Así que os pondré la receta explicada de las dos maneras para que la podáis preparar todos.

Lo único que no he puesto en el roscón ha sido la tradicional haba y muñequito de rey, así que si lo queréis poner en un roscón que no vais a rellenar, añadir estos detalles a la masa ya formada en roscón antes de dejar fermentar por segunda vez. Pero si lo queréis rellenar, justo cuando lo rellenáis los camuflais por ahí y listo.

Para ver más vídeos, suscríbete al canal, ¡¡ Es Gratis!!

Ahora os detallo la receta, pero al final del post os dejaré unas notas importantes para tener en cuenta en esta receta.

Así que vamos con los ingredientes.



Masa Madre:

70 ml de leche temperatura ambiente
10 g levadura prensada fresca
1 cucharadita de azúcar
130 g harina de fuerza

Masa (dos):

130 ml de leche temperatura ambiente
100 g mantequilla temperatura ambiente
3 huevos temperatura ambiente
30 g levadura prensada fresca
45 g agua de azahar
650 g harina de fuerza
1 pellizco de sal
2 cucharadas de azúcar invertido (ver sugerencia al final del post)

Azúcar aromatizada:

210 g azúcar (Azúcar glas para modo tradicional)
1 piel de limón
1 piel de naranja

Decoración:

Huevo batido
Fruta escarchada
Almendras laminadas
Azúcar Humedecido o turronada

Paso a paso de modo Tradicional ( a mano o con amasadora):

Empezaremos con el azúcar aromatizado.
Picaremos o rallaremos muy finamente las pieles de limón y naranja, contra más pequeños los trozos mejor.
Un a vez lo tenemos, mezclamos con el azúcar glas y lo reservamos.

Vamos con la masa madre.

En un bol ponemos la leche, la levadura desmigada, el azúcar y la harina. Mezclamos bien, para que se integren los ingredientes, hasta terminar creando una bola.

Introducimos la masa en un bol, cubrimos de agua templada y dejar hasta que la masa doble su volumen y este flotando, este será el punto exacto que nos indica que la masa madre está lista. Esto puede tardar alrededor de 15 minutos.

Seguimos con la masa (dos).

Ponemos en un bol el azúcar aromatizado, la leche y la mantequilla y mezclamos bien.
Añadir los huevos, el agua de azahar, 300 g de harina, la levadura y la masa madre.

Mezclamos un poco, no es necesario que sea mucho ya que solo es para que se mezcla la masa madre con los ingredientes.

Le incorporamos el  resto de la harina, la sal y el azúcar invertido.
Amasamos todo hasta conseguir que estén todos los ingredientes integrados. La masa es un poco pegajosa, es lo normal, no le añadáis más harina.

Dejaremos reposar tapada, fuera de corrientes y en un lugar cálido, hasta que doble su volumen. (ver notas al final del post sobre el tiempo).

Una vez que la masa haya doblado su volumen, vamos a sacarle el aire, amasando un poco (no superar el minuto).

Espolvorear harina en la superficie de trabajo y masamos la masa hasta que sea manejable ( no se nos pegue en las manos).

Amasamos de fuera hacia dentro dejando la parte lisa arriba.

Partimos la masa en tantos roscones queramos, con estos ingredientes podemos hacer un roscón grande y dos medianos.

Realizamos una bola por parte de masa, dejando la parte bonita hacia arriba.

Clavamos el dedo en el centro y vamos haciendo movimientos circulares para hacer forma de roscón, recomiendo hacer el agujero más grande ya que luego crece la masa.

Poner el roscón en una bandeja con papel de hornear, colocando bien para que quede bien distribuido y todas las partes sean iguales.

Dejaremos que doble su volumen tapándolo con un trapo. Para que no se pegue el trapo, suelo poner un vaso en el centro del roscón y el trapo por encima. (si no quieres esperar que tarde tanto en doblar volumen, ver notas al final del post).

Y repetimos lo mismo con las otras masas.

Una vez doblado su el volumen, lo pintamos con huevo batido y decoramos al gusto.

Con el horno precalentado, vamos a hornear a 180 ºC entre 15 y 18 minutos, dependiendo del tamaño del roscón.

Pasado el tiempo, dejaremos enfriar en una rejilla.

Y ya tenemos el roscón listo.

Ahora solo queda rellenar de lo que os guste más o dejarlo tal cual.


Paso a paso con Thermomix:

Empezaremos con el azúcar aromatizado.


Ponemos en el vaso el azúcar y mientras pulverizamos, vamos añadiendo las pieles de limón y naranja. 30 seg./vel.10. Reservamos.

Vamos con la masa madre.

En vaso  ponemos la leche, la levadura desmigada, el azúcar y la harina. Mezclamos 15 seg./vel.4.

Introducimos la masa en un bol, cubrimos de agua templada y dejar hasta que la masa doble du volumen y este flotando, este será el punto exacto que nos indica que la masa madre está lista. Esto puede tardar alrededor de 15 minutos.

Seguimos con la masa (dos).

Ponemos en el vaso, el azúcar aromatizado, la leche y la mantequilla y mezclamos 1 min./37ºC/vel.5.
Añadir los huevos, el agua de azahar, 300 g de harina, la levadura y la masa madre, 6 seg./vel.6.

Le incorporamos el  resto de la harina, la sal y el azúcar invertido, mezclar unos segundos /vel.6, se va formando una bola, cuando esté formada, amasamos 3 min./vel.espiga, sin cubilete, para que airee.


Dejaremos reposar tapada, fuera de corrientes y en un lugar cálido, hasta que doble su volumen. (ver notas al final del post sobre el tiempo).

Una vez que la masa haya doblado su volumen, vamos a sacarle el aire, amasando 1 min./vel.espiga.

Espolvorear harina en la superficie de trabajo y masamos la masa hasta que sea manejable ( no se nos pegue en las manos).

Amasamos de fuera hacia dentro dejando la parte lisa arriba.

Partimos la masa en tantos roscones queramos, con estos ingredientes podemos hacer un roscón grande y dos medianos.

Realizamos una bola por parte de masa, dejando la parte bonita hacia arriba.

Clavamos el dedo en el centro y vamos haciendo movimientos circulares para hacer forma de roscón, recomiendo hacer el agujero más grande ya que luego crece la masa.

Poner el roscón en una bandeja con papel de hornear, colocando bien para que quede bien distribuido y todas las partes sean iguales.

Dejaremos que doble su volumen tapándolo con un trapo. Para que no se pegue el trapo, suelo poner un vaso en el centro del roscón y el trapo por encima. (si no quieres esperar que tarde tanto en doblar volumen, ver notas al final del post).

Y repetimos lo mismo con las otras masas.

Una vez doblado su el volumen, lo pintamos con huevo batido y decoramos al gusto.

Con el horno precalentado, vamos a hornear a 180 ºC entre 15 y 18 minutos, dependiendo del tamaño del roscón.

Pasado el tiempo, dejaremos enfriar en una rejilla.

Y ya tenemos el roscón listo.

Ahora solo queda rellenar de lo que os guste más o dejarlo tal cual.




Notas importantes para tener en cuenta:

- Azúcar invertido: Se puede sustituir por miel, pero si queréis hacer la receta os dejo el enlace (ver receta Azúcar Invertido). Este azúcar hace que quede más jugoso y que tarde más en endurecer el roscón.

- Pintar con huevo el Roscón: Os recomiendo que utilicéis un pincel de silicona, ya que si utilizáis los de cerdas, corréis el riesgo de que sin querer, se pinche la masa y ya no os va a subir. No tengáis prisa en pintarlo, dedicarle mucho mimo, este paso es importartante, si no , no nos servirá de nada todo el esfuerzo anterior.

- Azúcar humedecida o turronada: Es la azúcar que vemos en algunos roscones o incluso en cosas. Es sencilla de preparar, en un recipiente o bol, vamos a poner azúcar normal y le añadimos unas gotitas de agua o de agua de azahar (aromatiza mucho y queda genial) y removemos, quedará el azúcar grumoso, pero húmedo, pues eso es el azúcar que necesitamos.

-Fermentar masa (doblar volumen): El tiempo puede variar entre 1 hora, incluso 4 horas. Esto dependerá de muchas circunstancias, como la temperatura de vuestra casa, la ciudad donde viváis si es más húmeda o de clima seco, si el día esta lluvioso.... todo esto afecta mucho a la hora de levar una masa. Así que os recomiendo, cuando hagáis rectas de levar masas, no tengáis prisa.

- Fermentar Roscón (doblar volumen): El roscón más grande ha tardado alrededor de 2 horas, todo puede variar por las circunstancias que os comentaba anteriormente, pero si tenéis prisa, hay un truco que va genial.
Encendemos el horno a 50ºC e introducimos el roscón ya pintado y decorado con un vaso de agua en el centro. A mí  me ha tardado en doblar el volumen 1 hora, y ya doblado he subido el horno a 180 ºC y lo he horneado durante 15 minutos (ya que era un poco más pequeño que el anterior).

Con esta masa salen 3 roscones, 1 grande y 2 medianos, si no necesitáis tanta masa, solo dividir las cantidades y listo.
Pero en mi caso, ya que son muy golosos y  tengo que dedicar tiempo a la cocina, me da igual preparar uno que tres.

Y ahora sí que ya lo he dicho todo, solo os animo a que lo preparéis.

Os deseo un Feliz día de Reyes junto la familia y un buen trozo de Roscón.

No hay comentarios:

Publicar un comentario