Tipos de merengues



 Merengue, Mmmm
¿Cuál os gusta más?



Hay varios tipos de merengues que podemos usar para distintos trabajos reposteros.
El merengue en si no es más que claras y azúcar.
Dependiendo de cada merengue se elaborará de una manera u otra.
Vamos a conocerlos:

MERENGUE FRANCES:
Este es el clásico, y el más fácil de preparar.
Simplemente hay que batir las claras y añadir el azúcar. Esto hay que hacerlo en tres partes, es decir, empezamos a montar las claras y cuando empiece a espumar añadiremos una tercera parte de azúcar, cuando esté semi montado añadiremos la segunda parte de azúcar y en el momento que está casi a punto de nieve es cuando le añadiremos el azúcar restante.

Nota importante:
Es preferible que el azúcar sea glas, ya que pesa menos.
La pizca de sal es opcional, pero ayuda a las claras a montar mejor.
La sal la añadiríamos justo antes de empezar a montar junto a las claras.
Y listo no tiene más misterio.

Aquí os dejo las cantidades:
4 claras
250 g azúcar
1 pizca de sal

MERENGUE ITALIANO:

Este merengue para mi es mi preferido!!
Se prepara con almíbar que prepararemos con agua y azúcar.
Este será el que añadiremos a las claras, le dará brillo y dureza.
Prepararemos un cazo y añadiremos el agua y azúcar, lo calentaremos y removeremos, hay que esperar que empiece a burbujear, y cuando llegue a 118 ºC – 120ºC  será el punto exacto para añadirlo en forma de hilo (no de golpe) a las claras ya montadas, y seguiremos montando para que se vaya incorporando el almíbar.

Cantidades:
4 claras
240 g azúcar
60 cc agua

Y por último….

MERENGUE SUIZO:

A diferencia de los dos anteriores, este se monta a baño maría.
Pondremos los ingredientes en un bol al baño maría y cuando alcance 50 – 60 ºC es cuando empezamos a montar.
El merengue suizo es ideal para rellenos y decoraciones.

Cantidades:
4 claras
200 g azúcar
1 pellizco de sal
4 gotas de limón

Nota importante: como he comentado anteriormente, la sal hace que las claras monten mejor y las gotas de limón ayudará para que quede más firme.
Estos dos ingredientes son opcionales, pero os aseguro que vale la pena ponerlos.

Por último quería añadir que el merengue siempre lo podéis personalizar con aromas o esencias e incluso colorantes.
Secarlos en el horno a temperatura baja durante aproximadamente 1 hora (dependiendo del tamaño)
o darle un toque dorado a unos 180 ºC unos 10 minutos o con un soplete.

Espero que os haya ayudado con los tipos de merengue.
¡¡¡Un saludo y hasta la próxima!!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario