Cookies (galletas de chocolate)





Hola muy buenas a todos.

Hoy vengo con una receta que me encanta.

Son unas deliciosas galletas cookie con chocolate. En realidad a mí me gustan las cookies de todas las maneras, pero reconozco que las que más me chiflan (me gustan), son las que están crujientes por fuera y blanditas por dentro.

Como siempre que puedo grabar las recetas que elaboro, os dejo el enlace para que veáis el vídeo y hoy con más razón que nunca para que no os perdáis ningún detalle de estas deliciosas galletas (ver VIDEO-RECETA COOKIES).

Antes de empezar. Quiero comentar algunos pasos que yo hago (costumbres o manías), donde los 
resultados para mí son mejores, de todas formas ya os indico que es opcional.

Vamos a empezar con esta espectacular receta.

Necesitamos:

113 g de mantequilla a temperatura ambiente
½ taza de azúcar moreno
½ taza de azúcar blanco (normal)
1 huevo a temperatura ambiente
1 cucharadita de esencia de vainilla
1 taza y ¼ de harina
1 cucharada de maicena
½ cucharadita de bicarbonato de sodio
½ cucharadita de sal
1 taza de pepitas de chocolate negro (blanco o mezclado…)

Opcional un puñadito de pepitas de chocolate blanco para decorar

Opcional añadirle 1 taza (cacahuetes, pistachos, nueces,….)

Lo primero que vamos hacer, es poner en un bol el azúcar moreno y el blanco. Añadirle la mantequilla y empezamos a cremificar, que es simplemente, aplastar la mantequilla con el azúcar hasta conseguir una mezcla cremosa.

Añadir el huevo y mezclamos bien, a continuación le agregamos la esencia de vainilla y volvemos a mezclar.

Reservamos el bol y cogeremos otro para poder tamizar los ingredientes secos.

Tamizamos con un tamiz o colador, la harina, la maicena, el bicarbonato y la sal.

Una vez lo tengamos tamizado, lo pasaremos al bol que teníamos reservado.

Mezclamos bien hasta que estén todos los ingredientes bien integrados.

Ahora es el momento de añadirle las pepitas de chocolate y los frutos secos si es vuestro caso.

Mezclamos para que esté bien repartido.

Con la ayuda de dos cucharas, iremos haciendo bolas y las pondremos en una bandeja con papel de hornear.

Una vez tengamos todas bolas realizadas, las dejaremos endurecer en la nevera durante 1 hora.

Ya pasado este tiempo, ahora lo que yo hago (que es opcional), es darle forma más redondita a cada bola, para que al hornear quede más igualadas.

Las coloco de nuevo en la bandeja dejando separación entre ellas, ya que al hornear se expanden y pueden pegarse entre sí. (Si fuera ese el caso, no os preocupéis están de vicio).

Las horneamos a 170º C durante 15 minutos.

Ahora viene una de mis manías, antes de que termine los 15 minutos de hornear, exactamente 3 minutos antes, le pongo a cada galleta por encima, pepita de chocolate. Y dejo que termine de hornearse.

¿Por qué? Pues como digo una manía mía, no me acaba de convencer el chocolate blanco cuando esta mucho tiempo horneado, para mi cambia el sabor y la textura, así que prefiero ponerlo al final y está delicioso, le da tiempo de fundirse y quedarse pegado a las galletas sin problemas.

Ya las tenemos listas, así que OJO, ahora sin tocarlas de la bandeja, dejar que enfríen por completo ya que si no se rompen porque aún están muy blandas.

Una vez frías, ya podemos disfrutar de esta espectacular galleta, con su interior tierno.

Esto es todo por hoy, espero que os haya gustado y os invito a que me sigáis en las redes sociales

Facebook: gastronomic, 
Twitter: @gastronomicgs,
 Instagram:gastronomic.gs
y en el canal de YouTube, donde hay muchas recetas e ideas.

Que tengáis una feliz semana y nos vemos muy pronto.








No hay comentarios:

Publicar un comentario