Bizcocho Esponjoso con cobertura de Chocolate


A quien no le gusta empezar el día con un Bizcocho recién hecho, y si además lo cubrimos de chocolate, ya es el bocado perfecto.

Así que voy con un sencillo Bizcocho, que hornearemos en un bonito molde y lo terminaremos cubriendo un poco con chocolate con leche.


Está claro que se puede comer sin chocolate, tal cual está genial, o por lo contrario con otro tipo de chocolate que más os guste como el negro o el blanco.

En este caso como es para los peques de la casa, he elegido su preferido.

Esta receta es un básico para todas las casas, dentro de estos pasos, podemos ir incorporando ingredientes como frutos secos, frutas escarchadas en trozos pequeños, pepitas de chocolate....

Eso ya a gusto de cada uno.

Para no perderte ningún Vídeo Suscríbete al Canal, ¡ Es Gratis!

Vamos con los ingredientes.

3 huevos medianos
1 yogur cremoso de limón (o al gusto)
2 tazas de harina tamizada
15 g de levadura química en polvo tamizada
1 taza de azúcar
1/2 taza de aceite vegetal o de oliva suave
200 g de chocolate de cobertura (al gusto)

Empezaremos separando las yemas de las claras.

En un bol, vamos a batir las claras a punto de nieve.
Una vez las tengamos, las apartamos en un recipiente y reservamos.

En el mismo bol donde hemos batido las claras, vamos a poner el azúcar y las yemas, batimos bien y le incorporamos el yogur, mezclamos bien y  le añadimos la harina y la levadura tamizadas.

Seguimos batiendo y cuando veamos que ya están integrados, sin dejar de batir, vamos incorporando el aceite, dejamos que se mezcle todo bien hasta que tengamos una mezcla homogénia.

Con la ayuda de una lengua o espátula, vamos a añadirle la mitad de las claras que teníamos montadas, dándole movimientos envolventes, suavemente para intentar que se bajen lo mínimo posible, y repetimos con la otra mitad de las claras.

Ya tenemos la masa de bizcocho preparada.

Cogeremos el molde que más nos guste y lo engrasaremos, en mi casa ha sido con spray, pero sino siempre tenemos el modo tradicional de mantequilla y harina.

Vertemos la masa en el molde y hornearemos a 160 ºC durante 30- 35 minutos.

El tiempo dependerá de cada horno y de molde utilizado.

Pasados los minutos, vamos a dejar que repose dentro del horno unos minutos. Desmoldamos y vamos a preparar la cobertura.

Fundimos el chocolate, ya sea al baño maría como en el microondas.

Ponemos el bizcocho en una rejilla con papel de horno debajo de la rejilla y cuando tengamos el chocolate al punto, lo iremos vertiendo al rededor del bizcocho.

Con esta cantidad solo es para poder decorar por encima y se vea el bizcocho un poco, pero si necesitáis cubrir por completo utilizar el doble de chocolate.

Dejaremos que endurezca el chocolate y listo para disfrutar.

Esta receta es tan fácil, que es imposible que salga mal.

Mi truco para que no se me queme es utilizar temperaturas bajas, aunque luego tarde un poco más en hacerse, de esta manera me aseguro que quede perfecto, y siempre puedes controlar si esta hecho pinchando el palillo.

Así que os animo a que lo probéis, porque es muy esponjoso.

Si queréis ver la receta en vídeo, Pinchar aquí o puedes ver el vídeo que hay al principio del post, de esta manera veréis lo jugoso que es.

Me despido con un fuerte abrazo y nos vemos en el próximo post.

Feliz día acompañado de un trozo de bizcocho.






No hay comentarios:

Publicar un comentario