Limonada de Kiwi - Cóctel Sin Alcohol


A quien no le apetece una refrescante limonada con este calor. Pues hoy vengo con una limonada un poco distinta pero que os sorprenderá lo buena que está.

Si quieres ver Vídeo - Recetas, Suscríbete al Canal, ¡¡ES GRATIS!!

La limonada de kiwi, es muy sencilla de preparar, nada más necesitarás un cazo y una batidora, para conseguir este refresco casero y distinto a lo que estamos acostumbrados.

Me parece perfecto para una cena de verano donde puedes servir como cóctel y sin preocupación por los más pequeños ya que es sin alcohol.

A partir de esta receta y con un poco de imaginación, podéis preparar distintos sabores con las frutas que os gusten más, incluso mezclando alguna de ellas.

¿A qué estás esperando para probarlo?

Sigue leyendo que voy con los ingredientes:

250 ml de agua (para el almíbar)
500 ml agua fría
250 g de azúcar (podéis sustituir por edulcorante o similar)
5 kiwis
6 limones

Para decorar (opcional):

1 kiwi a trozos 
Rodajas de limón
Hielo

Lo primero que vamos hacer, es poner un cazo al fuego e introducir el agua y la azúcar.

Con este lo llevaremos a hervir para crear un almíbar.

Una vez tengamos el almíbar, lo dejaremos que repose y enfríe.

Mientras podemos pelar los 6 kiwis y trocear. Reservamos.

Por otro lado exprimimos los limones.

Cuando tengamos el almíbar frío, vamos a poner en la batidora, los kiwis troceados, el zumo de los limones y el almíbar. Batimos bien hasta que no quede ningún trozo de fruta.

Para asegurarnos que está al gusto de todos, vamos a colar para que no haya ninguna pepita negra del kiwi.

Una vez lo tengamos colado, lo vertemos en una jarra con hielo y rodajas de limón.

Le añadimos 500 ml de agua fría y lo llevamos a la nevera hasta que enfríe.

Servir acompañado de hielo y una rodaja de limón.


Para la decoración, os doy una idea, servimos la limonada en el vaso o copa, le ponemos hielo, una rodaja de limón y podemos hacer unas brochetas con kiwi troceado, la ponemos encima del vaso y listo.

Queda muy chulo y a la vez distinto.


Y como os decía antes, podéis mezclar distintas frutas o cambiar el kiwi por otra fruta, y están riquísimas igualmente.

Espero que os haya gustado, y os refresquéis este verano.

Nos vemos en el próximo post.

No hay comentarios:

Publicar un comentario